Actualidad

nov 26 2014

Noticias del sector -El Confidencial

De 200 a 1.000€: así varía el gasto medio en calefacción de una casa según su eficiencia

De 200 a 1.000€: así varía el gasto medio en calefacción de una casa según su eficiencia

 

Hemos entrado de lleno en los meses más fríos del año. Nos espera por delante un largo y frío invierno. En esta época, el gasto en calefacción se dispara y son muchos los hogares que sufren un aumento en su factura de la luz y del gas. Tanto es así que la calefacción supone el 70% del gasto en nuestras facturas anuales, por encima del agua caliente y el aire acondicionado.

No obstante, el gasto en calefacción varía significativamente de unos hogares a otros. No es lo mismo un piso grande que otro pequeño, una vivienda unifamiliar que un piso en un bloque de viviendas. Tampoco es igual un bajo que el último piso, como tampoco es lo mismo una casa muy eficiente, desde el punto de vista energético, que una vivienda con una calificación energética muy baja

De hecho, el gasto medio anual puede variar en algo más de 800 euros de una casa a otra, tal y como muestra el gráfico. Así, por ejemplo, mientras que para calentar un piso de 72 metros cuadrados con una calificación energética B el gasto medio no llega a 200 euros, para un mismo inmueble pero con una letra G –la peor de todas–, el gasto supera los 1.000 euros. Son datos del comparador de certificación energética de Certicalia.com, plataforma encargada de poner en contacto a técnicos y particulares, extraídos tras analizar todos los inmuebles certificados a través de su web. 

Hay que recordar que, desde junio de 2013, todos los inmuebles anunciados en venta o alquiler deben disponer del certificado energético. La etiqueta energética clasifica al inmueble en función del consumo de energía y las emisiones de CO2 a la atmósfera, asignándole un color y una letra. Del verde al rojo y de la A a la G, según sea su consumo energético. La A es la calificación más alta –mayor ahorro– y la G, la más baja –mayor gasto–.

En España ya hay más de 650.000 inmuebles que disponen de su etiqueta energética y los resultados obtenidos por Certicalia.com muestran que nuestro parque de viviendas tiene un color bastante anaranjado, como se puede apreciar en el gráfico inferior. 

El gasto medio en calefacción de una vivienda con calificación energética E –la que han obtenido el 55% de los inmuebles de Certicalia.com–, es de 506,51 euros anuales. El gasto se duplica cuando se trata de un inmueble con calificación energética G, 1.057 euros para unas viviendas que suponen el 24% de las certificadas por esta compañía.

Para Inés García, responsable de comunicación de Certicalia.com, las medidas de mejora más efectivas para el ahorro de calefacción son la sustitución de ventanas y la renovación de la caldera. "Gran parte del calor se nos escapa de casa por tener unas ventanas antiguas, y tenemos que subir la temperatura de la calefacción o encenderla durante más horas para compensar ese calor que perdemos. Por otro lado, las calderas antiguas son muy poco eficientes y consumen mucha más energía para producir una pequeña cantidad de calor. Las calderas de condensación producen calor gastando hasta un 25% menos".

Pero si ya es tarde para meternos en reformas o, como suele ser lo más habitual, no se puede asumir la inversión que suponen, nuestro comportamiento y el uso racional de la calefacción será imprescindible para no gastar de más este invierno. Estos son algunos consejos:

1. Temperatura adecuada de la calefacción. En invierno, entre 19ºC y 21ºC es suficiente. Recuerda que, por cada grado de más en la calefacción, el consumo de energía se incrementa en un 7%.

2. Utiliza el calor del sol para calentar tu casa. Un buen truco es que, durante el día y en las fachadas donde pegue el sol, dejar las cortinas abiertas y las persianas levantadas para ahorrar energía en calefacción.

3. Dentro de casa también hay que abrigarse. No podemos pretender estar en tirantes en enero. Es preferible utilizar ropa de cama de abrigo y así poder bajar la calefacción durante la noche.

4. Tiempo justo de ventilación. Es importante que puertas y ventanas estén bien cerradas mientras tenemos la calefacción encendida. Ventilar media hora por las mañanas es más que suficiente.

5. Evita fugas de calor por puertas y ventanas. Para que no se escape el calor que produce la calefacción es importante revisar los bordes de puertas y ventanas y sellarlos en caso de fugas. Simplemente pasando la mano notarás dónde existen fugas, pero siempre puedes usar el truco de la vela.

6. Refuerza el aislamiento térmico de las paredes, suelos o techos a través del estuco sintético para reducir filtraciones de aire. En su defecto, también se pueden utilizar soluciones más sencillas como pinturas que reflejan la luz y consiguen mantener el calor.

7. Coloca alfombras para reducir la pérdida de calor por el suelo. Además, los aislantes detrás de los zócalos son una buena manera de evitar fugas y mantener una sensación térmica ideal.

8. Apaga la calefacción o baja la temperatura si sales de casa. Lo ideal es poder programarla para que se encienda poco antes de tu vuelta a casa.

9. No tapes los radiadores ni los utilices para secar ropa mojada en la medida de lo posible, ya que se incrementa el consumo de energía y la pérdida de calor.

10. Realiza un correcto mantenimiento de la caldera para que el consumo sea óptimo.

Parque Empresarial Piasca
C/ Josefína de la Maza, 4 (S-20 Autovía Sardinero) 39012 SANTANDER

¿Necesitas ayuda? 942 07 89 10 | info@realdepiasca.com | WhatsApp: 615 57 17 98

Horarios de atención al público

  • LUNES - JUEVES 9:00 - 13:30 / 16:00 - 20:00 H
  • VIERNES 9:00 - 13:30 / 17:00 - 20:00 H
  • SABADO 11:00 - 13:30 H